lunes, 14 de diciembre de 2009

POR UN MINUTO DE INFIDELIDAD




"Dedicado a mi papá"

Elaborar el plan estratégico para el encuentro será el primer objetivo. La imaginación debe llenar cada rincón de nuestras mentes.
El engaño es cosa de niños, un juego mental, es parte del arte de inventar historia ingeniosas, creíbles; hacer creer al "otro" que somos ángeles caídos del cielo, pintar con palabras el engaño perfecto que los vuelva ciego y nos permita huir hacia lo prohibido.
Concretado el escape el galán esperará a su princesa.
Cortará del jardín aquellas flores que tanto aman ambos y partirá con una sonrisa de par a par al punto de encuentro.
La princesa hará lo mismo, tirará al viento el discurso perfecto que le abra la puerta hacia la libertad deseada, saldrá corriendo, volando por aquel camino señalado. Ella se sentirá feliz, después de mucho tiempo al fin volverá a verlo. Sabe que lo ama y lo odia al mismo tiempo pero ahora va dispuesta a sólo amarlo.
Llegan, se miran, se silencian. Él la besa y la abraza fuertemente, ella le corresponde, siente que ya no quiere soltarlo, lo aprisiona entre sus brazos, lo hace ella, lo hace suyo, lo hace uno. Olfatea su perfume y se enamora, lo posee, lo retiene un tiempo eterno.
Sus miradas se chocan, se hablan, se dicen secretos de amor, se dicen lo que la palabra no posee, escapa del poder lingüístico, se dicen nada y se dicen todo.
El galán descubre las flores a su princesa, ellas las toma entre sus manos en el mismo momento en que el galán se convierte en esas flores.
El mundo desaparece en forma y tiempo permitiendo sólo el encuentro que ellos dos buscaron y lograron, evadiendo los obstáculos que tan incomprendidos evitan su destino. Vida envidiosa que no permite que se amen, que vuelves todo en su contra.
Dejen que se amen, que la vida sólo es una, él ya viejo y muy cansado sólo quiere estar con ella, aquella su princesa que tanto le han negado.
No permitan que estén lejos, que se quieren de verdad, que se amen si lo sienten, que la sangre puede más.
La princesa y su galán;
La hija con su padre está disfrutando de un minuto de infidelidad, ya que el mundo no comprende lo que importa de verdad. Su mujer no la quiere y nunca entenderá que él con su hija quiere estar mientras la princesa aunque conoce el pasado horrible de su mamá y sabe que nunca lo admitirá, desea darse la oportunidad de conocer un poco a tu papá.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Simplemente ME ENCANTÓ JIME!!! Me gusta mucho este espacio. Besitos. Te quiero.Gaby

Jimena Villalba dijo...

Gracias Gabyyy! por pasarte... me alegra que te haya gustado...y espero que sigas frecuentando esta página... besitos.