martes, 23 de febrero de 2010

AMOR UTÓPICO


PARTE IV


De ella a él:

Embriagada por un beso que me marea en un coito de placer. Tomar tus labios para ya no volver a soltarlos jamás. Fusión irresistible, buscada, pero impensable en una noche de tormenta donde la lectura me lleva a golpear la puerta de tu casa y en perdida de mis valores, inocencia y dignidad me abalanzo sobre una boca, la boca que mas deseo, la boca que más quiero, sorprendida, para darme cuenta de que aún estamos vivos.
Vivos bajo la lluvia que recorre nuestros cuerpos al igual que nuestras manos. Poseernos es nuestro sueño, nuestro anhelo mas deseado, aquel por el cual luchamos, y morimos de vez en cuando.


De él a ella:

El amor se muere amada mía, no hay remedio, cura ni tiempo que pueda revivirlo.
Marchemos al olvido, y volvamos a la cotidaniedad, al momento es que no eramos nada.

3 comentarios:

José dijo...

me gusto mucho este "pequeño cuento"; las unión de las palabras nos insentivan a ir mas allá del significado, dando cuenta de un movimiento y un ritmo agradable a quien lo lee.

Palabrota dijo...

me gusta lo que leo por acá, te dejo un beso pequeña desconocida. Espero que estés bien.

Anónimo dijo...

de él a ella

Nunca mueren los labios... siempre hay un aroma que busca vivir... los míos a cada instante te invitan....
a pesar de ciertas locuras, discusiones, demás...

Por ahí, tal vez, nos vemos en ellos... quieres?